Institucional


En Rehabilitación y Reeducación de Pacientes con Transtornos Neurológicos, el profesionalismo que nos diferencia.
Nuestros Orígenes

MARCKAY significa en lengua Quechua “abrazar llevando”. Esto es lo que piden a todos, tanto a familiares como a profesionales, la personas afectadas por alguna enfermedad neurológica.

El Centro MARCKAY, inicia actividades como Centro de Rehabilitación el 17 de Julio del año 2000, introduciendo en la provincia de Tucumán un nuevo concepto de tratamiento integral especializado en rehabilitación neurológica con el respaldo de profesionales en las distintas áreas que conforman el espectro inter y transdisciplinarios propios de la filosofía de trabajo que propone MARCKAY.

A partir del mes de febrero de 2008, se incorporan dos nuevos servicios:

El Centro Educativo Terapéutico y el Centro de Día, como una forma de extender nuestros servicios a distintas modalidades pero siempre con la misma filosofía: la de MARCKAY.

Nuestra Visión: un mundo más integrado…

La persona que presenta una discapacidad es ante todo un ser humano con necesidades especiales. La rehabilitación trata todas sus necesidades y limitaciones, ayudando al desarrollo de sus capacidades residuales y al logro de las máximas posibilidades personales.

La rehabilitación utiliza recursos técnicos de distintos conceptos de reconocimiento mundial para el tratamiento, incluyendo también todas aquellas intervenciones de carácter psicológico, emocional, educativo, laboral y social.

La medicina rehabilitadora lucha por alcanzar la máxima libertad e independencia en todos los niveles de las necesidades humanas. Para conseguir estos fines es necesario responsabilizar al paciente y a toda su familia en el proceso de la reeducación.

Trabajamos junto a la familia en la elaboración de objetivos, participando en la terapia con entrenamientos para que el plan de tratamiento tenga su continuidad en el hogar, sin convertir el mismo en un centro de rehabilitación. Sólo brindándole un servicio integral a estas personas le permitiremos reintegrarse a la sociedad.